viernes, 15 de abril de 2011

Hush (2008)

Titulo Original: Hush
Titulo hispano: Silencio
Género: Thriller
País: Reino Unido
Duración: 91 Minutos
Ano: 2008
Director: Mark Tonderai
Guión: Mark Tonderai
Intérpretes: Andreas Wisniewski, Christine Bottomley, Claire Keelan, Shaun Dingwall, Stuart McQuarrie, William Ash
Productor: Mark Herbert, Robin Gutch, Colin Pons, Zoe Stewart
Fotografía: Philipp Blaubach
Música: Theo Green
Montaje: Victoria Boydell

imdb: http://www.imdb.com/title/tt1093369/

Tagline: Only you saw it. Only you can save them

Sinopsis
Cansado e irritado, Zakes Abbott conduce por la autopista junto a su novia Beth que duerme a su lado. Un camión blanco está a punto de chocar contra ellos y Zakes lo persigue con rabia para ver asombrado como su puerta trasera se abre y aparece una mujer aterrorizada y ensangrentada. Antes de que pueda dar un segundo vistazo, la puerta se cierra y Zack se queda preguntándo si lo que vio es real o es sólo su imaginación. Zack llama a la policía y Beth se enfada con él por no haber hecho nada más. Después de parar en una gasolinera, Beth desaparece y Zakes comprende que el conductor del camión blanco se la ha llevado también. Empezará así un juego del gato y el ratón por la autopista desierta.


A veces llega el momento de tomar una decisión, hacer algo, pero nuestros miedos nos hacen dudar y a veces puede ser tardía nuestra reacción. Al protagonista de Hush le sucede ésto, un hombre atascado en un trabajo que no quiere por miedo de hacer lo que realmente quiere hacer, escribir novelas. Su novia, constantemente le reprocha ésto, junto con su falta de compromiso con su relación. Una serie de acontecimientos llevarán a que su novia sea raptada y sin ninguna otra opción Zack deberá enfrentar sus miedos y tratar de rescatar a la mujer que ama. Hush esta emparentada argumentalme con el Breakdown de Jonathan Mostow y por supuesto con el Duel de Spielberg, Road Movie imprescindible por donde se le mire. El director debutante Mark Tonderai recorre los mismos caminos que sus antecedentes, haciendo una buena elaboración de suspenso, en especial las escenas previas al rapto junto al camión y en el bano de la gasolinería. Tonderai toma la sabia decisión de tomar algunos elementos del film de Spielberg, como el hecho de que no se nos muestre el rostro del secuestrador, elemento efectivo para generar misterio. Con algunos toques hitchockianos, esta Road Movie sobresale por su buen guión, atrapante de principio a fin y por la parte humana del personaje de Zack, un hombre quién sus miedos y su desesperación lo llevan a tomar decisiones en algunos casos acertadas en otras no tanto, justo como se desenvolvería una persona normal en una situación extrema, eso si con algunos resultados poco creíbles propios del universo del cine. Ésta es otra referencia del film, algunos de sus elementos comunes con los films del maestro británico, el uso de una persona normal, la cuál es acusada de algo que no cometió (asesinato en algún punto del film) y su redención al mostrarse capaz de hacer algo que nunca se le había ocurrido. Si bien la historia no es para nada original, pues ya hay un punado de buenos films enfocados en el Road Movie, su guión esta bién escrito, con pocos personajes que están caracterizados de tal forma que sufrimos con ellos. Si algo le falta al guión es mostrarnos hasta donde es capaz de llegar el asesino, pues todo es sugerido y dejado a la imaginación. Finalmente llegamos a otra referencia imprescindible, la novela Intensity de Dean Koontz, quién también inspirará al Haute Tension de Alexandré Aja, pero sólo en su primera mitad. En esta ocasión los elementos comunes son la persecución del camión y el habitat del asesino, un hombre quién no deja cabos sueltos y tiene muy bien fortificada su residencia, con perros guardianes como en la novela. Una vez más como el horror ocurrido dentro del camión, se nos muestra más las consecuencias de sus víctimas encerradas que las de sus torturas in situ.

La fotografía es competente a pesar de ser un film que salió directamente al mercado del video, con un buen número de escenas rodadas con cámara en mano transmitiendo la tensión de la historia con muy buenos resultados, además el film posee unas aceptables actuaciones del poco reducido set de actores. Hush no es una obra original y no está enfocado al horror, más bien toma partido hacia el suspenso creciente mostrando la buena mano del director. Desde ya espero el nuevo trabajo en el que esta trabajando su director Mark Tonderai, "House at the End of the Street", con la siempre interesante Elisabeth Shue para ser estrenada en el 2012.

Calificación: 7/10

Trailer:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails