miércoles, 9 de noviembre de 2016

Podcast 24 Cuadros por Segundo - Programa # 102 - Naves en el Espacio

Programa dedicado a Las Naves en el Espacio


Recomendaciones de Estrenos:
- Cafe Society (2016)

 Películas del Tema del Día:
- The Black Hole (1979)
- Event Horizon (1997)
- Cargo (2009)

Soundtracks:
- Science Finction Double Feature (The Rocky Horror Picture Show)
- Killer Klowns From Outer Space (The Dickies)

Cine Global:
- Málmhaus (2013)

Making Of
- Sergio Stivalleti

Lo Que Vimos en la Semana
- Mischief Night (2014)
- The Blairwitch Project (1999)
- White of the Eye (1987)
- Frankenstein (1931)
- Under the Shadow (2016)
- The Good Neighbour (2016)
- Digging Up the Marrow (2014)
- Spoorloos (1988)
- The Accountant (2016)
- Adventureland (2009)
- Outland (1981)


lunes, 31 de octubre de 2016

Podcast 24 Cuadros por Segundo - Programa # 101 - Vampiros

Programa dedicado al cine de los "Vampiros", con películas como Vampyr (1932), Captain Kronos-Vampire Hunter (1974) y The Addiction (1995). Además, con las secciones de Noticias, Estrenos, Soundtracks y Lo Que Vimos en la Semana. Y en esta ocasión dos nuevas secciones, Los Parecidos y Realizadores a Seguir.


jueves, 27 de octubre de 2016

miércoles, 4 de mayo de 2016



Se publica la edición # 18 de la revista luego de un trabajo de mucho esfuerzo y dedicación, con un proyecto que sigue adelante con pasión y amor por el cine. Esta vez el Enfoque Selectivo se centra en el cineasta francés Jean-Pierre Jeunet, además, reseña en el festival Zinema Zombie Fest 2015 o la escogencia de lo mejor del cine de 2015 de todos nuestros colaboradores. Agradecimientos a todos nuestros colaboradores que hacen posible la revista: Harveth Gil, Jéssica Montoya Flórez, Manuel Carbajo, Jose Andrés Gómez, John Robert, Andrea Serna, Oscar Torrado, Rafael Pfarís Restrepo y Santiago Andrés Gómez Sáncheze.


Link de descarga y vista online: http://www.calameo.com/read/002679986541480c10409 
Google Drive: https://drive.google.com/file/d/0B_CXgXopk1nnWXY4TVE4b0hXUVE/view?usp=sharing

miércoles, 14 de octubre de 2015

Revista # 17 - 24 Cuadros por Segundo - Takashi Miike


En esta edición de la revista se termina de revisar el trabajo audiovisual del realizador japonés Takashi Miike y se reseñan festivales como el FICCI 55 o Nocturna 2015. Además muchas secciones más: Cine Negro, Giallo, Slasher, Los Fotogramas Paralelos, Cortometrajes, Estrenos y Cuadro 25.

Link de descarga:
https://drive.google.com/file/d/0B_CXgXopk1nnX2NncjdTY2NDSms/view?usp=sharing
Link para leer en Línea:
http://www.calameo.com/read/002679986246db7c46519


lunes, 17 de agosto de 2015

Life of Brian (1979)



Título Original: Life of Brian
Título en Español: La Vida de Brian
Director: Terry Jones
Productor: John Goldstone
Guion: Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin Fotografía: Peter Biziou
Edición: Julian Doyle
Año: 1979
País: Reino Unido
Intérpretes: Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Terry Gilliam, Terry Jones, Michael Palin, Carol Cleveland

imdbhttp://www.imdb.com/title/tt0079470/reference
Tagline: A motion picture destined to offend nearly two thirds of the civilized world. And severely annoy the other third.




¿Qué nos han dado los romanos? 
El acueducto. 
- ¿Qué? 
- El acueducto. 
Sí, eso sí. Es verdad. 
¡Y el alcantarillado! Cierto. Esta ciudad, antes, era un asco. Sí, el acueducto y el alcantarillado son obra de los romanos. 
Y las calzadas. Pero eso es obvio. 
Pero aparte de las calzadas, el alcantarillado y el acueducto... 
La irrigación. La sanidad. Las escuelas. 
¡Bueno, vale! 
Y el vino. 
Eso sí que lo echaríamos de menos. 
¡Los baños públicos! Y ahora, las calles son seguras por la noche. Son los únicos que pueden mantener el orden en un sitio como éste. 
Pero, aparte del alcantarillado, la sanidad, las escuelas, el vino, el orden público, las calzadas, el agua corriente y la sanidad... 
 ¿Qué nos han dado los romanos? 


 Curiosamente, Life of Brian que fue la primera comedia bíblica del cine, fue también la mejor comedia de los Python. Una de sus películas en la que el guion funciona a la perfección, mostrando las ridiculeces de los seguidores de una religión, más que la representación cómica de una figura histórica como Jesús, lo cual, es bueno aclarar, no está presente en el filme. Pero por supuesto, la historia sería polémica e injustamente asociada a la blasfemia. En palabras de Terry Jones, la película se consideró desde un inicio herética no blasfema. Más allá de las críticas del momento, Life of Brian se muestra como una excelente comedia de personajes, explícitamente la de un contemporáneo de Jesús, a quien nunca conoce en persona, pero lleva una vida paralela a él basada en las confusiones y malos entendidos. Brian termina uniéndose a un grupo revolucionario que va en contra de los romanos y será confundido por el mesías de Israel. El filme es sin duda el más maduro y enfocado de los Monty Python, quienes tras su refrescante e ineludiblemente influyente serie de televisión, Flying Circus, y tras su anterior trabajo Monty Python and the Holy Grail, lograron crear una historia redonda, con un mayor presupuesto y a la cabeza esta vez de un solo director, Terry Jones.




 Si bien, el grupo cómico de los Python, logró ser creativo independientemente de tener que lidiar con seis egos a la vez, fueron los Terrys, Gilliam y Jones, los que demostraron su predilección por la dirección. Gilliam ya había volado solo con su “Jabberwocky” (1977) pero sentía que el trabajo de Jones le venía mejor a las historias de los Python, o al menos tenía más paciencia y energía para ello. Jones trabajó incansablemente en el filme, y Gilliam se sintió mejor separándose del grupo de dirección, ese grupo que por obvias razones iba a agradar o a contrariar a los demás Python. De esa forma, Life of Brian funcionó casi perfectamente. La comedia está mejor escrita que nunca, utilizando referencias actuales en tiempos antiguos, un contraste totalmente acertado para lo que se quiere contar. Un ejemplo donde se visualiza el método, es en la existencia de grupos que pelean contra la invasión romana a Judea, grupos tan revolucionarios que se olvidan hasta de sus propias siglas y entran en conflicto con otros grupos. Pero es quizás la actuación de Graham Chapman como Brian Cohen lo que más acentúa la construcción de la comedia, pues siendo un actor sin aspavientos y alejado de lo histriónico, crea convincentemente la vida de una persona normal a la que le pasan situaciones extrañas.

Según se ha conocido, el actor John Cleese quiso interpretar al propio Brian, pues quería ganar experiencia en un papel importante y que seguía todo el curso del filme, pero el sentimiento de los demás miembros del grupo era el de elegir a Chapman en el papel y sin duda alguna acertaron en la elección. Chapman se presenta como un tipo ingenuo y con mala suerte, el cual el destino le juega una mala pasada, cuando tratando de escapar de los romanos finge ser un predicador, pero los judíos se lo toman en serio, promulgándolo como el mesías, lo que activa las circunstancias para que termine en la cruz. “¡Tú eres el auténtico mesías! Lo sé porque yo he seguido a muchos, y entiendo de esto” (un fanático seguidor de Brian). Esto demuestra que no solo cualquiera puede predicar, sino que existen personas que creerán cualquier cosa con tal de tener a quien seguir. Esa es la verdadera comedia del filme, mostrar a los seguidores de una religión como los humanos más cómicos que hay.




Desde el punto de vista técnico, hay claras diferencias entre el trabajo de Gilliam y Jones, pues como lo ha demostrado a lo largo de toda su carrera, Gilliam es más dotado visualmente, siempre escogiendo los mejores ángulos para resaltar la escena, tendiendo control sobre lo que se quiere mostrar. Por otro lado Jones, y en algunos casos los demás integrantes, no estaban tan interesados en encontrar la toma perfecta, lo que hace que Life of Brian se sienta visualmente desaprovechada por momentos, pero hay que tener en cuenta que era la época en que Jones estaba aprendiendo todo el arte que dominaba sin esfuerzo Gilliam. De hecho, fue esa competencia y el constante querer hacer las cosas a su manera por parte de Gilliam lo que originó su separación del grupo. Gilliam como de costumbre tomó el trabajo de hacer las secuencias animadas (incluyendo la secuencia inicial cuya canción es reminiscente a la música de las películas de James Bond) y fue el diseñador de producción mientras que el director Roger Christian fue el director de arte. Gilliam además dirigió la secuencia, sacada del surrealismo propio de los Python, en la que una nave alienígena rescata a Brian de una torre. La secuencia fue influenciada por el éxito de ciencia ficción de la época, Star Wars, haciendo que Gilliam se tomara como un reto personal recrear una nave alienígena con pocos medios y se divirtiera en el proceso. Su interés por los efectos especiales iría creciendo en sus siguientes producciones.




 El final del filme es en cierta forma inesperado, pues el protagonista termina en la cruz sin esperanza alguna de ser rescatado, viendo su vida extinguirse poco a poco, y sin embargo, está en medio de una canción interpretada por sus compañeros de crucifixión que entonan “siempre mira el lado bueno de las cosas”. De los momentos más depresivos puede resultar lo mejor de la condición humana. La canción fue escrita por Eric Idle, y consiguió bastante popularidad, tanto es así, que durante la guerra de las Malvinas, cuando un destructor británico fue alcanzado por un misil en 1982, la tripulación entonó la canción mientras esperaban ser rescatados.

 Chapman al igual que sus compañeros, y como es habitual en su mundo, interpretó otros papeles. Entre los que más se recuerda está el de Biggus Dickus, un soldado romano con muy poco humor. En dicha escena, Michael Palin, quien interpreta al romano con problemas de pronunciación, Pontius Pilatus, hace un manejo del poder enceguecido sin darse cuenta de que él es la burla del pueblo. La escena muestra a unos soldados romanos quienes intentan por encima de todo no reírse del personaje que representa la autoridad, sin conseguirlo al final. Es sin duda una de las escenas más hilarantes en la historia de los Python. Cleese hizo de centurión y de líder de un grupo revolucionario llamado People’s Front of Juedea que odian tanto a los romanos como al otro grupo revolucionario Judeans People’s Front. Ese es otro de los puntos fuertes del filme, la comedia dialogada en la que se aleja un poco del lado absurdo de los Python para entrar en terrenos de una comedia más cerebral. Ahí queda la maravillosa secuencia en la que Brian escribe con mala ortografía en una pared “Romanes eunt domus” (Romanos, a casa), y cuando es descubierto por un centurión, es obligado a pintar todas las paredes con la gramática correcta. Entre todos los Python interpretaron 40 personajes distintos, destacándose además el de Mandy Cohen, la madre de Brian, personaje creado por Terry Jones.




 La diferencia entre Life of Brian y los otros trabajos de los Python radica en que en esta película el guion fluye alrededor de un personaje, y no se siente como un retazo de sketches, que siendo en algunas ocasiones muy buenos, en general no se llegó a la consistencia que se presenta con este filme. Por otro lado, el presupuesto fue mayor, gracias a George Harrison que surgió como el salvador de la producción, siendo un fan del grupo y amigo cercano de Eric Idle, ayudó a recaudar el dinero que faltaba, formando la compañía productora Handmade Filmes, después de que la EMI retirara su apoyo justo dos días antes de que empezara el rodaje del filme en Túnez. Esto se nota en los diseños de producción y en general en toda la factura del filme, a diferencia de los caballos improvisados que realizaron los actores utilizando dos cocos para simular el sonido del galope de ellos en The Holy Grail.

 Life of Brian consigue hacer reír profundamente al espectador mediante la comedia inteligente, sin ser para nada ofensiva con Jesús –que de hecho solo sale en una escena y es visto desde lejos-, sino por lo contrario, haciendo bromas de la época, las actitudes de los seguidores del mesías, y de la autoridad romana. Y por supuesto, respondiendo a la pregunta: ¿Qué han hecho los romanos por nosotros?

Trailer


jueves, 2 de abril de 2015

Revista # 16 - 24 Cuadros por Segundo - Takashi Miike




Tres años de 24CuadrosporSegundo - Lanzamiento edición # 16

Link de Descarga (Google Drive): https://drive.google.com/open?id=0B_CXgXopk1nnZC1ZWlBObVpfY28&authuser=0

Leer en Línea: http://es.calameo.com/read/00267998654e13c78ab63

24 Cuadros Por Segundo llega a su tercer aniversario celebrándolo con la edición # 16 de la revista y con el inicio de un nuevo Enfoque Selectivo... Takashi Miike. Esperamos disfruten de un trabajo repleto de esfuerzo, dedicación y pasión por el cine.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Revista # 15 - 24 Cuadros por Segundo




Revista 24CuadrosporSegundo # 15 - Terry Gilliam 3

Link de descarga directa: http://netload.in/dateiy4kYpCx6D8/Revista15.pdf.htm 

Leer en Línea: http://www.calameo.com/books/002679986958b2155a3bd

Colaboradores y escritores: Jéssica Montoya Flórez, Jose Andrés Gómez. Oscar Torrado, Manuel Carbajo, Harveth Gil Vincent Gil.

En este número terminamos la revisión de la filmografía del director Terry Gilliam con artículos como:  Fear and Loathing in Las Vegas, Tideland, The Brothers Grimm, The Imaginarium of Doctor Parnassus y más artículos complementarios sobre Gilliam. Además, los Estrenos, Giallo, Slasher, Del Libro a la Pantalla y Cuadro 25.

domingo, 30 de noviembre de 2014

The Slasher Collection # 45: Visiting Hours (1982)


Título Original: Visiting Hours
Título en Español: Pánico en el Hospital
Director: Jean-Claude Lord
Productor: Claude Heroux
Guion: Brian Taggert
Fotografía: René Verzier
Edición: Jean-Claude Lord y Lise Thouin
Año: 1982
País: Canada
Intérpretes: Michael Ironside, Lee Grant, Linda Purl, William Shatner

imdbhttp://www.imdb.com/title/tt0083296/reference
TaglineThere is no known cure.....for MURDER


  La secuela de Halloween (1978), lanzada dos años después, llevó el género Slasher al hospital, y no porque la película dejara mortalmente herida la franquicia, sino que el director de la original y guionista de las dos primeras partes, John Carpenter -junto con Debra Hill-, ambientó la continuación justo después de los eventos de la primera entrega, llevando a la protagonista Laurie a que la atendieran en urgencias, lugar en la que será acechada por el incansable Michael Myers. El filme, aunque un poco por debajo en calidad de la original, demostró que este tipo de lugares son más que adecuados para generar suspenso, tensión y escalofríos en especial fuera de las horas de visitas. Al año siguiente de esta secuela, el guionista Brian Taggert (Poltergeist III, 1988) escribió un Slasher ambientado en un hospital -o al menos en parte-, y bajo la dirección de Jean-Claude Lord (The Vindicator, 1986), este filme canadiense pretendía generar suspenso y terror, algo que no se lograba en su totalidad, por el hecho de que solo una parte del filme está rodado dentro del propio hospital, pues la gran mayoría de la trama muestra al asesino en el exterior, con su escasa vida social y su carácter voyerista, acechando a mujeres que le despiertan el deseo asesino.




 Deborah Ballin (Lee Grant) es una reportera televisiva con un punto de vista fuertemente feminista. Ella aprovecha su show televisivo para denunciar injusticias contra las mujeres. Su productor, Gary Baylor (William Shatner) se preocupa porque alguien puede atacar a Deborah debido a sus controversiales opiniones. Una noche, después de un debate sobre un juicio en el que una mujer es condenada por un asesinato en defensa propia, Deborah se va furiosa a su casa pues Gary no le permite incluir en el programa algunas escenas que se grabaron en donde ataca fuertemente al invitado, el fiscal en el caso. Cuando llega a su casa, encuentra allí a un desconocido, usando nada más que su maquillaje y algunas joyas, quien trata inmediatamente de asesinarla y la hiere. Deborah logra encerrarse en una habitación y pide ayuda.

 Una vez en el hospital y segura de que el peligro ha pasado, Deborah se relaja sin saber que el asesino llamado Colt (Michael Ironside) no está dispuesto a rendirse. Colt logra escabullirse dentro del lugar y asesina por error a otra paciente hasta que es descubierto por la enfermera Sheila Munroe (Linda Purl) y huye. Sheila al igual que Deborah será el centro de atención de este perturbado individuo quien además de asesinar colecciona fotografías de sus víctimas.




 Visiting Hours -que en realidad transcurre casi en totalidad fuera de las horas de visita de un hospital- comienza como un Slasher bien trabajado, en una secuencia de ataque bien montada con una gran puesta de escena. El ritmo además está muy bien concebido, pues el director construye primero la atmósfera para el inminente ataque que es consumado por la presencia del actor Ironside. El filme continúa en el hospital, donde el imparable asesino se las apaña para ingresar y terminar su labor, pero es descubierto tras asesinar por primera vez en pantalla a una víctima equivocada. A partir de allí, el filme cambia de tono, pues se deja a un lado la construcción del suspenso y de más escenas en el hospital para centrarse en el personaje del asesino, mostrando su forma de vida, su relación casi muda con los demás y su obsesión con la violencia y el sadismo para con las mujeres. Aunque es interesante que se muestre algunos antecedentes del asesino en este tipo de filmes -como lo hiciera Fred Walton con el asesino en When a Stranger Calls (Cuando un extraño llama, 1979)- en esta ocasión, el ritmo del filme sufre grandes sobresaltos, que no dejan mantener la alta proporción de suspenso construido en la secuencia inicial. Además, el asesino se muestra increíblemente recursivo mientras el equipo de seguridad y la policía se presentan como terriblemente incompetentes, algo que le resta credibilidad, aunque normalmente se acepte estos fallos en el género.

 Más allá de esas equivocaciones, el asesino Colt esta convincentemente construido por el recordado secundario Michael Ironside, un secundario de lujo que ha tenido el cine y que en esta ocasión muestra un lado mucho más oscuro. El recurso de las fotografías de las víctimas aporta a la construcción psicológica del personaje, obsesionado con la belleza de las mujeres y su momento antes de la muerte, un fotógrafo del pánico si se quiere. Y de este personaje, llegamos a los dos personajes femeninos, que no están del todo bien construidos, en especial por el hecho de que casi que ninguna destaca sobre la otra, pues a pesar de que la actriz Lee Grant pareciera ser la protagonista -si tenemos en cuenta su secuencia inicial y final y porque es el principal objetivo del Colt-, la actriz Linda Purl también toma protagonismo, en especial afuera del hospital donde es acechada por el psicópata. Estos vaivenes mellan la construcción del suspenso, que se retoma de buena forma en la secuencia de persecución final.




 Algo rescatable además desde el guion, es el tema subyacente del filme. Lo más importante de la trama no es la presencia de un psicópata perturbado que persigue mujeres, algo que ya se ha visto suficientemente retratado en el cine de horror, sino como desde la televisión y desde el mismo género, se retrata casi como regla la violencia explícita contra las mujeres, algo que se ve aquí, pero en donde también se nota la presencia de mujeres fuertes que no saben que se pueden defender, que tienen que pasar por un peligro de muerte inminente para que desde su sentido de supervivencia se defiendan y devuelvan el golpe. Esto es palpable en su protagonista Deborah, quien se presenta como una defensora de la no violencia desde el inicio, pero cuyas convicciones se verán contrastadas hacia el final. Aunque el filme no es necesariamente pro-feminista, si que exhibe mujeres con carácter y junto con la falta de decisión del asesino en momentos puntuales, dan algún sentido a la historia.

 El filme no es muy sangriento, otorgándole predilección a la construcción de los asesinatos y al disfrute del asesino con su sadismo, como ejemplo tenemos la escena de la enfermera en su casa a la cual le clava una navaja en la espalda, pero no la remata inmediatamente, retorciendo la navaja lentamente. Casi todos los asesinatos están construidos de esta forma, fríamente calculados con predilección por el sufrimiento. Si comparamos a Visiting Hours con la mayoría de Slashers de la época, vemos poco en común. En el filme no hay un asesino matando a diestra y siniestra, no hay personajes adolescentes molestos, no hay máscaras ni legendas populares, está presente simplemente un asesino serial, muy real, muy físico e inquietante. Visiting Hours puede ser que entrara más fácilmente en la categoría de thriller, pues su fuerte son las secuencias de acecho y pre-asesinatos.




 Mientras que el psicópata está muy bien caracterizado y construido en la historia, los demás secundarios dejan mucho que desear, en especial el personaje interpretado por William Shatner (el otrora capitán Kirk), que es un personaje de florero, va de acá para allá, del hospital a la casa del asesino, de vuelta al hospital, de vuelta a la calle, pero nunca interfiere con las secuencias de peligro y no apoya en definitiva a la seguridad de la protagonista. Es un personaje que flota como perdido en el guion, sin justificar en ningún momento su presencia.

 Visiting Hours es en resumen un Slasher distinto, enfocado en la creación de la tensión y de un personaje psicópata creíble, el cual sufre por momentos el corte del ritmo y se siente que puedo haber sido mejor. Los errores del guion se ocultan en gran medida debido a la buena actuación de Michael Ironside, que es sin duda lo mejor del filme. Los otros dos personajes principales femeninos son destacables, lo que hacen un filme para visionar, en especial por la creación de suspenso antes de los asesinatos. Ciertamente no es un Halloween II, pero eso no es del todo malo en este caso.

Trailer:

domingo, 7 de septiembre de 2014

Edición # 14 - 24 Cuadros por Segundo



Ya salió la nueva edición de la revista 24 Cuadros por Segundo, donde se continúa la revisión del cine de Terry Gilliam, además con muchos estrenos, secciones fijas y una retrospectiva a la saga Planet of the Apes.

Que la disfruten!

Leer en Línea: http://www.calameo.com/books/0026799867cee50cd6d44

Link de descarga directa:http://netload.in/dateiEvRCVYgJOA/Revista14.pdf.htm

Escritores: Manuel Carbajo, José Andrés Gómez, Oscar Torrado, Vincent Gil y Harveth Gil

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails