domingo, 4 de noviembre de 2012

Headshot (2011)


Título Original: Headshot
Director: Pen-Ek Ratanaruang
Productor: Raymond Phathanavirangoon y Pawas Sawatchaiyamet      
Guión: Pen-Ek Ratanaruang
Fotografía: Chankit Chamnivikaipong       
Edición: Patamanadda Yukol   
Música: Vichaya Vatanasapt        
Año: 2011
País: Tailandia / Francia
Intérpretes: Nopachai Chaiyanam, Sirin Horwang, Chanokporn Sayoungkul, Apisit Opasaimlikit, Kiat Punpiputt, Theeradanai Suwannahom

imdb:  http://www.imdb.com/title/tt1682186/

Tagline: Bangkok's most dangerous cop is about to have his world turned upside down.

"Headshot (Fon Tok Kuen Fah)" es una coproducción entre Tailandia y Francia basada en la novela de Win Lyovarian, la cual tiene un concepto intrigante pero nunca entrega verdaderamente lo que promete, la idea de que la visión de una persona cambie de abajo a arriba. El director tailandés Pen-Ek Ratanaruang (Last Life in the Universe, 2003) hace una obra íntima, narrando los hechos pausadamente pero con una excelente y oscura fotografía que apoya las imágenes. Es sin embargo extraño, que no se presente en el filme un mayor número de escenas subjetivas del protagonista, para así sentir más cerca su nueva condición de vida.




Tul (Nopachai Chaiyanam) es un policía honesto, quien batalla contra la criminalidad y los políticos corruptos. Después de hacer un arresto relacionado con drogas, donde su compañero es asesinado, Tul enfrentará inmediatamente el poder político, el cual lo induce a olvidar el caso a cambio de mucho dinero. Tras el rechazo por parte de Tul, este se verá involucrado en una trampa, terminando posteriormente en la cárcel por un asesinato que no cometió, de hecho, el cuerpo de la víctima no se encontró, pues no estaba muerta. 


Un día recibe una visita de un extraño hombre, el doctor Suang (Kiat Punpiputt), quien le ofrece salir de la cárcel, si acepta ser un asesino a sueldo para su organización, especializada en eliminar a los corruptos, ladrones y en general gente criminal. Tul acepta y se adentra en esta nueva aventura, la cual lo lleva a un trabajo en un monasterio (disfrazado de monje) donde tras eliminar  a un monje recibe una bala en la cabeza, evento que casi le cuesta la vida y lo deja con su visión girada 180 grados. Esta discapacidad ocular hace que Tul no sea el mismo de ahí en adelante.


Los encuadres perfectos están a la orden del día, con un buen número de transformaciones de plano, siempre mostrando al protagonista y su relación con el entorno, un personaje que sufre cambios en momentos puntuales del filme. Tul pasa de ser un honesto policía, a un asesino a sueldo en busca de la justicia bajo su propia mano, eliminando diferentes objetivos que le proporciona su jefe. Esta nueva tarea es afectada por su condición inesperada, tras pasar tres meses en coma y salir del hospital con la vista girada 180 grados del mundo tal y como es. Ya nada será igual, pues ese nuevo punto de vista lo obligará a ver con más detalle el mundo que lo rodea y todo lo importante que hay en él. En sus propias palabras: "Veo la lluvia ir al cielo...". Es así que conforme avanza y acepta su nueva situación, decide tomar su decisión final, abandonar la carrera justiciera fuera de la ley para hacer parte de un monasterio, pues una vez entra a ese lugar bendito todos sus pecados quedan afuera, abrazando las creencias budistas de que toda vida es sagrada.

Ratanaruang (quien también escribió el guion), comenzó la historia en la mitad, cuando Tul (Nopporn Chaiyanam) recibe una misión por correo. La narrativa utilizada involucra dos espacios temporales para contar la historia, cambiando súbitamente de eventos en el presente a eventos en el pasado, obligando al espectador a mantener la atención en todo momento con el fin de hilvanar la historia y darle sentido. Estos eventos, en algunas escenas se vuelven confusos, especialmente entre la relación de Tul y Rin (Sirin Horwang), hija de una de sus víctimas asesinadas, de hecho ese suceso ocurrió el mismo día que le dispararon en la cabeza, una mujer que se aparece en su automóvil en repetidas ocasiones en momentos importantes de la trama con el fin de recogerlo a él.  El final, muy acorde al tono creado en el largometraje es ambiguo en relación a quién comete la venganza contra Tul, aunque se puede especular que fue una persona de confianza. Quizás el director trato de utilizar el concepto del karma, una retibución por los asesinatos que había cometido los cuáles finalmente  alcanzan al personaje.

Por otro lado, el director no aprovecha el uso de la imagen invertida efectivamente, como se expreso anteriormente, pues las escenas que contienen el punto de vista subjetivo de Tul, son casi siempre estáticas, sin proporcionar ninguna indicación de la desorientación del personaje. Se podría pensar que el director no quería abusar del efecto pero el hecho de ignorarlo en buena parte del metraje es decepcionante. Tul es afectado internamente, pero el realizador no hace un buen trabajo exhibiéndolo, pues decide emplear en gran medida la voz en off del protagonista y los diálogos para explicar su proceso, algo cuestionable pues en el cine siempre funciona mejor lo que se puede mostrar visualmente. La subjetividad nunca es utilizada en ningún diálogo o escena de acción, dando a entender que el personaje se acostumbró rápidamente a su condición.

Sin embargo, a pesar de que se echa de menos un mayor uso del punto de vista invertido -sólo se observa en contadas escenas a lo largo del filme-, la inspiración del director se deja notar en momentos aislados de la película. Cabe destacar en ese sentido, la creatividad en la escena en la que Tul está en su apartamento con el televisor puesto al revés, todo un toque sutil de genialidad o la escena de la tortura en la que el personaje es colgado de los pies, retornando de esta forma su visión a la normalidad para poder escapar. En ciertos aspectos, "Headshot" es reminiscente al filme "Memento" (2000) del director Christopher Nolan, pues aunque el personaje principal recuerda todo lo que le sucede, la edición no lineal proporciona poco a poco, los detalles de la vida del personaje, incitando al espectador a actuar como Leonard Shelby y armar el rompecabezas de lo que sucede.  

"Headshot" es un filme original, presente sólo en festivales especializados en el género fantástico, el cual se presenta como una verdadera obra de autor, aunque no por ello sea una película redonda. En ella, la visión del director y su estilo particular en la narrativa están presentes, haciendo de éste un largometraje interesante, aunque sin dudas, se podría haber utilizado más apoyo desde el mundo visual para narrar la rara condición del personaje.

Calificación: 6/10
Trailer:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails